Como usted ya sabe, los peces procedentes de regiones tropicales y subtropicales no se sienten bien con la temperatura ambiente que nos gusta a los humanos. Por lo tanto, una temperatura correcta y constante del agua es importantísima para los habitantes del acuario.

Antes de que el ingeniero Eugen Jäger descubriese el termocalentador regulable para acuarios, no existía ninguna solución realmente aceptable para crear la temperatura ideal en un acuario. Se utilizaban, por tanto, métodos poco convencionales y curiosos. Por ejemplo, se ponía el acuario bajo el sol, o junto a la calefacción, etc.

Las ideas obvias muchas veces son las mejores. Como el calentador para acuarios. Simplemente se coloca en el agua y la calienta. Este principio es el mismo desde hace décadas. Sin embargo, han cambiado muchas cosas. Hoy el termocalentador JÄGER es un instrumento altamente moderno que se adapta a la técnica más avanzada. Con el nuevo revestimiento de vidrio, éste le ofrece una ventaja especial de calidad. Pero también existen otros muchos argumentos:

  • La temperatura se puede regular exactamente desde 18° hasta 34°C y dado el caso se puede reajustar. La exactitud es de +/- 0,5°C.
  • El calor se mantiene constante. Una lámpara piloto muestra el funcionamiento del termocalentador.
  • El termocalentador es totalmente sumergible. Está protegido contra un funcionamiento en seco y está preparado para utilizarse en agua dulce y marina.
  • El revestimiento de cristal amplía la superficie de calentamiento y garantiza su distribución óptima y constante.
  • Revestimiento de vidrio de laboratorio, este tipo de vidrio se creó para fines de investigación. Por lo tanto, está libre de sustancias nocivas que podrían pasar al agua del acuario. Las sustancias químicas y biológicas no dañan el cristal. No presenta grietas ni fisuras, por dónde podría entrar el agua de vaporización. Incluso la extrema fluctuación de temperaturas, que tal vez pueda darse durante un cambio de agua, no molesta en absoluto a este vidrio.